Catabolismo muscular: un peligro para el corredor de ultra trail

Cuando el cuerpo necesita energía y no se la damos, comienza un peligroso proceso en el que utiliza el propio músculo para conseguir más “gasolina”. El catabolismo muscular es, por tanto, algo a lo que debemos estar muy atentos.

 

Hay cientos de problemas físicos que pueden sobrevenir cuando entrenamos para pruebas de media y larga distancia, pero hay uno que, por no ser muy conocido, puede ser de los más peligrosos para nuestro organismo. Nos referimos al catabolismo muscular, una afección que es cada vez más común entre corredores de montaña.

Para comprender qué es el catabolismo muscular, debemos retroceder un poco en la cadena. El metabolismo, un concepto mucho más conocido, es el conjunto de reacciones bioquímicas y procesos físico-químicos que ocurren en una célula y en el organismo. Estos complejos procesos interrelacionados son la base de la vida a escala molecular, y permiten las diversas actividades de las células: crecer, reproducirse, mantener sus estructuras, responder a estímulos, etc…

El metabolismo se divide a su vez en dos principales actividades, la que construye nuevas moléculas, llamada anabolismo, y la que las destruye, llamado catabolismo; éste último es el que se encarga del proceso digestivo, por el cual obtenemos nutrientes a través de los alimentos.

Para definirlo más científicamente, podríamos decir que el proceso catabólico es un conjunto de procesos metabólicos que liberan energía. Estos incluyen degradación y oxidación de moléculas de alimento, así como reacciones que retienen la energía del sol. El propósito de estas reacciones catabólicas es proveer energía, poder reductor y componentes necesitados por reacciones anabólicas.

Por ende, el fenómeno del catabolismo muscular se produce cuando el organismo necesita energía, pero no puede obtenerla de los alimentos o del glucógeno almacenado, por lo cual se ve obligado a degradar tejido muscular para obtener la energía que demanda la actividad que en ese momento estamos realizando.

Por ello, es un fenómeno que nos puede sobrevenir con mayor facilidad si nos dedicamos a actividades de alto desgaste físico, como las carreras de montaña, que además son prolongadas en el tiempo. Por ello, es un problema al que debemos prestar mucha atención, ya que las consecuencias son muy negativas.

¿Cómo podemos evitar que nuestro cuerpo entre en fase de catabolismo muscular? La principal vía para evitarlo es la alimentación, tanto antes, como durante y después del ejercicio, ya que este proceso no se da sólo mientras entrenamos o competimos, sino que también nos puede sobrevenir mientras nos recuperamos.

Llevar una dieta completa y variada es la base para evitar este problema, aunque uno de los motivos más comunes es la de no dar a nuestro cuerpo alimentos durante y después del esfuerzo físico.

En el caso de corredores de media y larga distancia, es imprescindible alimentarnos durante los entrenamientos y las competiciones para que nuestro organismo siempre tenga a mano nutrientes para ir consiguiendo la energía que necesite y no tenga que tirar de nuestros músculos.

Además hay que cuidar la alimentación post-esfuerzo, ya que cuando nuestro cuerpo se está recuperando del desgaste muscular, necesita energía, y si no la puede obtener, tirará de nuestros músculos, por lo que además de no recuperarlos adecuadamente, estaremos desgastándolos y perdiendo fuerza y masa muscular.

También podemos sufrir este problema si nuestro entrenamiento no es el adecuado y estamos planificando mal los esfuerzos con los descansos. Además de poder caer en el sobre-entrenamiento, el peligro de sufrir catabolismo muscular aumenta exponencialmente si no respetamos los descansos o no tenemos un plan de entrenamiento que vaya aumentando progresivamente la duración y la intensidad de las sesiones.

 

El catabolismo muscular se produce cuando el organismo necesita energía, pero no puede obtenerla de los alimentos o del glucógeno almacenado, por lo cual se ve obligado a degradar tejido muscular para obtener la energía.
El catabolismo muscular se produce cuando el organismo necesita energía, pero no puede obtenerla de los alimentos o del glucógeno almacenado, por lo cual se ve obligado a degradar tejido muscular para obtener la energía.

 

Fuente. carreraspormontana.com

The following two tabs change content below.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “Catabolismo muscular: un peligro para el corredor de ultra trail”