Rocas Igneas

DEFINICIÓN

Las rocas ígneas se forman por el enfriamiento y la solidificación de materia rocosa fundida “magma”. Según las condiciones bajo las que el magma se enfríe, las rocas que resultan pueden tener granulado grueso o fino, también por el lugar donde se enfríen se pueden clasificar en rocas igneas plutónicas (intrusivas), rocas igneas hipabisales o rocas igneas efusivas.

Ver también: Clasificación de los magmas, Rocas Magmáticas

Las rocas ígneas se subdividen en dos grandes grupos:

  • Las rocas plutónicas o intrusivas fueron formadas a partir de un enfriamiento lento y en profundidad del magma. Las rocas se enfriaron muy despacio, permitiendo así el crecimiento de grandes cristales de minerales puros. Ejemplos: granito y sienita.
  • Las rocas volcánicas o extrusivas, se forman por el enfriamiento rápido y en superficie, al emerger magma a través de los volcanes. El enfriamiento y la solidificación posteriores son muy rápidas, dando como resultado la formación de minerales con grano fino o de rocas parecidas al vidrio. Ejemplos: basalto y riolita.
  • Las rocas hipabisales, se forman muy cerca de la superficie, se forman al ascender magma fundido desde las profundidades llenando grietas próximas a la superficie.

Existe una correspondencia mineralógica entre las rocas plutónicas y volcánicas, de forma que la riolita y el granito tienen la misma composición, así como el gabro y el basalto. Sin embargo, la textura y el aspecto de las rocas plutónicas y volcánicas son diferentes.

Las rocas ígneas, compuestas casi en su totalidad por silicatos, pueden clasificarse según su contenido de sílice. Las principales categorías son ácidas o básicas. En el extremo de las rocas ácidas o silíceas están el granito y la riolita, mientras que entre las básicas se encuentran el gabro y el basalto. Son de tipo intermedio las dioritas y andesitas.

 

COMPOSICIÓN DE LAS ROCAS IGNEAS.

Las rocas ígneas se clasifican normalmente por su composición y textura. La mayoría se componen de los ocho elementos más abundantes en la corteza terrestre. Debido al predominio del oxígeno y el silicio en la corteza, las rocas ígneas se componen principalmente de minerales de silicato. Estos silicatos se pueden dividir generalmente en silicatos claros y oscuros. Los silicatos oscuros también se llaman ferromagnesianos, debido a la presencia de hierro y magnesio en ellos. Estos incluyen el olivino, el piroxeno, el anfíbol y la biotita. Los silicatos de color claro son el cuarzo, la moscovita y el feldespato.

La solidificación del magma produce una gran diversidad en las composiciones minerales que componen las rocas. Hay categorías generales que están adaptadas a las cantidades de silicatos claros y oscuros en las rocas. En el extremo de color claro, están las rocas constituidas principalmente por cuarzo y feldespatos, con un 70% de sílice. Estas rocas se llaman rocas graníticas. Las rocas que contienen grandes cantidades de materia oscura ferromagnesiana y alrededor del 50% de sílice, se dice que tienen composición basáltica.

 

CLASIFICACIÓN DE LAS ROCAS IGNEAS.

Las rocas ígneas se clasifican normalmente por su composición y textura.  La textura es el término aplicado a la apariencia general de una roca, basado en el tamaño, forma, matríz y disposición de los cristales minerales entrelazados que lo forman. Podemos ordenarlos de la siguiente forma.

  • Afanítica: Grano fino.
  • Fanerítica:  Grano grueso.
  • Porfírico: Cristales grandes con fondo de cristales pequeños.
  • Vítrea: Sólido no ordenado por un enfriamiento rápido.
  • Piroclástico:  Compuesto de fragmentos eyectados.
Rocas Igneas
Rocas Igneas

 

 

GeoXnet – Victor Medina.
Fuente 1 /
The following two tabs change content below.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *